top of page

Haces cosas, pasan cosas

Hoy venimos a animarte a que hagas cosas para que pasen cosas. ¿Qué te parece la frase?


Más de una vez se te ha pasado por la cabeza lanzar una newsletter, un podcast, un blog nuevo, etc. ¿A que sí? Pero, entre que no tienes tiempo y no sabes por dónde arrancar, se te queda siempre en el aire.


recuerda que también puedes escuchar este artículo en el podcast más fenicier del marketing español

Pues antes de poner en marcha la catapulta de contenidos fenicier, tienes que saber dónde está tu gente esperándote y qué tipo de contenido precisa. Así te evitas chascos futuros y que la moral se te caiga a los pies, cosa que no queremos que te pase.


Lo digo porque hay gente que no escucha podcast, otros no están en Tik Tok, hay mucha gente que no lee newsletters, etc.


Eso sí, mira a ver qué capacidades tienes, porque si va a ser un suplicio hacer lo que sea, no lo hagas solo porque está de moda o el resto de tu competencia sí lo hace. Hay gente que entra en pánico solo con la idea de que tiene que hacer un vídeo, por ejemplo.


Como digo, lo importante es ver qué es lo que mejor se te da y que, si una cosa no funciona, puedes cambiar a otra en cualquier momento. El caso es no quedarse pensando sin hacer nada.


Nosotros decidimos hacer y hacer. Nos tiramos a la piscina con este podcast, porque no nos gusta que los gurús engañen a la gente y no nos apetecía contarlo en vídeo (quizá a ti te guste más el vídeo). También tenemos una revista que hacemos con info para nuestros clientes (cuando tenemos tiempo, por eso es mejor que te suscribas). Incluso tenemos una mini campaña de email marketing para que veas cómo funciona ese tema. Blog, redes sociales, canal en Telegram…


Todo muy básico, sí, pero hacemos cosas… y pasan cosas. Todo esto sirve de muestra para que veas lo que puedes hacer desde tu negocio para tus propios clientes.


¿Qué tienes tú que no tiene el resto? ¿labia? ¿seriedad? ¿muchos datos? ¿eres un Adonis o una Venus? ¿tienes mala leche? ¿odias a tus vecinos? De todo se puede sacar provecho.


Para lanzar cualquier invento nuevo, necesitarás un diseño básico, tampoco te compliques. Las portadas de nuestro podcast son un ejemplo de simplicidad, por ejemplo. Ya sabes: ley del mínimo esfuerzo para maximizar el tiempo, que no sobra precisamente, ¿verdad?


Además, seguramente medio trabajo ya lo tengas hecho: tendrás tus colores corporativos, tu letra favorita, etc. ¿a que sí? Aunque diseñes algo simple, mantener esa línea es importante, no lo olvides.


Hay opciones gratuitas para todo: Mailer lite para hacer newsletters y email marketing (que es la que usamos nosotros), Anchor FM para podcast, tu Word y pasarlo a pdf también para crear revistas descargables, Canva para diseñar formatos básicos para redes sociales, WiX para diseñar landings rápidas, etc. Dinerito que te vas ahorrando.


En appsumo hay un montón de ofertas de software con unas ofertazas importantes. Pero vamos, menos es más, como decimos siempre, a la hora de usar herramientas. Y si son gratis, mejor.


Todo lo que se te ocurra abrir a nivel de comunicación para tu negocio, que sea con el menor gasto posible. Mejor gastarse la pasta en crear contenido o en apoyar esa creación de contenido que en herramientas. Fuera gastos superfluos.


Y ahora vamos con la receta definitiva para no tener que pensar demasiado en qué crear, creada por nuestro ingeniero de atajos y puertos feniciers:


-Como gran fenicier que eres, mira lo que hace tu competencia y quédate solo con lo que le ha funcionado (que trabajen ellos por ti). Copia y mejora a tu estilo y para tu público.


-Recicla un contenido para todas tus plataformas: si creas un artículo de blog, te vale luego para hacer un vídeo con esa misma info, un audio, varios tuits, posts para Instagram, stories…


-Que tus mensajes sean cercanos y que no parezca que te han metido una escoba por detrás. Crea polémicas, atiza donde duele, que la gente pueda opinar sobre lo que dices, escribe siempre dando pie a una contestación o comentario.


Un ejemplo de polémica: hace poco creamos un texto para un anuncio de una academia de inglés destinado a gente muy joven, aprovechando el día de Star Wars. Con nuestra maldad habitual, porque somos fans de otra franquicia… pusimos una imagen de las naves de Star Trek y otra de naves hechas polvo de Star Wars, con la famosa frase de Darth Vader de “yo soy tu padre” en inglés.


¿Qué creéis que ponía el texto del anuncio? No era nada de sácate el título de Cambridge, sino “Star Trek mola más que Star Wars y si opinas lo contrario, que la fuerza te acompañe si pinchas aquí…” Exitazo. Todos los fans de la ciudad, haters y curiosos fueron de cabeza a la landing donde les esperaban cursos de inglés de una galaxia muy lejana con descuento. El formulario se movió lo suyo.


-En marketing lo primero que te dicen cuando aprendes con los que saben (aquí no entra la universidad), es que la gente, como consumidora, es idiota, así que siempre, siempre dile lo que tiene que hacer: pincha aquí, vete al blog, etc. etc.


Nuestra idea es siempre que sigas la ley del mínimo esfuerzo: solo lo que funcione merece la pena ser trabajado. No pasa nada por probarlo todo, pero si no da resultado, fuera. Nada de gastar tiempo en ello.


No voy a hablar de frecuencia, pero sí de constancia en la publicación de cosillas en tus canales. Así que, si no contratas a nuestra tripulación trekky, piensa bien de qué tiempo dispones para ello, pero sé fiel a ese tiempo que vayas a destinar. Vuelvo a insistir: después de probar cosas, menos es más, pero haz algo.


La primera pregunta que hacemos a todo el mundo es: ¿Cuánto tienes para invertir? En base a eso, piensa cómo gastar ese dinero. Aquí no vale el cuento de: es que acabo de arrancar con el negocio o somos una empresa pequeña que no necesita mucho… Chorradas. Hay gente que ha venido mano sobre mano, le hemos dicho por dónde empezar y se lo ha luchado.


O quieres vender o no. El dinero no es problema (porque herramientas gratis hay a patadas), pero tu tiempo sí lo es. Este artículo y su respectivo podcast han consumido 3 horas de nuestro tiempo en creación, edición y difusión. Piensa en horas.


Así que deja de lamentarte porque no vendes y mírate al espejo: ¿qué está haciendo esa persona que se refleja en el espejo por vender más? Probablemente hacer castillos en el aire y no intentar nada. Te has convertido en un/una “nini” digital.


¿Quieres que pasen cosas? Haz cosas con las que disfrutes, sobre todo, porque las que no te gusten, te van a costar más caras.


Nuestro podcast es una muestra. Comenzó siendo un mini audio semanal para nuestros clientes, hasta que la gente nos fue conociendo por Telegram y pidiendo que lo lanzásemos en otras plataformas para todo el mundo, cosa que no buscábamos para nada. Bienvenido sea.


qué hacer para vender más online





Entradas Recientes

Ver todo

Vendehúmos Online

Os traemos las últimas noticias de nuestra lucha contra vendehúmos y caraduras en el sector. Una empresa más que puede crecer online después de dos años de aguantar no poder hacer nada en su propia ti

bottom of page