top of page

Tuitéalo otra vez, Sam

Sabemos que Twitter es una plaza difícil para torear en el mundo de las redes sociales, pero, en algunos casos, puede salir uno cortando orejas y rabo a la competencia (también puedes escucharlo en nuestro podcast).


Lo bueno que tiene Twitter es que la gente es más accesible y tiende más a enseñar lo que sabe (quitando los miles de haters y bots malignos que lo habitan) y no hay el postureo que reina en Instagram. No sé si has probado alguna vez a escribir a alguien por Twitter, pero seguro que te contesta.


De Twitter también gusta su alcance orgánico, que no está capado como en Instagram y Facebook y es la red ideal para quienes no son de escribir mucho ni de sacarse fotos o vídeos.


Eso sí, como decía aquel, si hay que ir se va, pero ir “pa na”… Vamos, que conviene si tu público está en Twitter.


Como en el resto de redes sociales, toma nota, para montarte un Twitter decente para tu negocio o marca personal, tienes que generar confianza metiendo contenido gratis. Twitter es gratis, así que tus contenidos también.


Ofrecer contenidos gratis, útiles, te permite atraer a la gente e incluso poder contactar con gente de tu sector que está muy por encima de ti con mayor facilidad.


Qué bonito, todo, ¿verdad? Pero antes de ponerte a hacer contenido, tienes que saber para quién lo vas a crear. Vaya, otra vez a pensar en el maldito cliente ideal…


El caso es que, una vez sepas a quién quieres llegar en Twitter y te pongas a crear contenidos… hablar sólo de tu sector y de tu trabajo. El error más común es usar la cuenta como si fuera la tuya personal y mezclar tu vida con tu trabajo.


Por cierto, lo primero que vas a tener que adecentar es tu perfil: logo o foto, tu nombre, qué haces, para quién lo haces y el link o links donde la gente pueda informarse de más. Como si fuera tu tarjeta de visita.


Si hablamos de una marca personal, no te queda más remedio que poner una foto guay que comparta colores de fondo, por ejemplo, con la foto que pongas en la portada. Así, por darte una idea gratis y genial, te recortas y el fondo lo pones del mismo color que la portada.


Otra buena cosa que puedes hacer es pinear o fijar, como quieras decirlo, un tweet al principio donde hables más sobre ti y lo que ofreces o un tweet que tenga muchos likes. Por desgracia, sigue siendo una buena forma de atraer gente.


La idea es que tu perfil atraiga a la gente en menos de 3 segundos, como decimos siempre con Instagram, porque es el tiempo que dura la atención de la gente. Sí, somos como peces digitales.


Y en 15 segundos, el cerebro evaluará todo esto:


- La gente verá tu contenido en un "retweet", un comentario o siguiendo un hashtag

- Verán tu nombre y tu @ de usuario

- Van a hacer clic en tu perfil y comienzan los 3 segundos para decidir si siguen interactuando, en cuyo caso…

- Leerán tu bio y el link que hayas puesto

- Verán el tweet que tengas pineado y alguno más

- Te seguirán o se irán a otro lado


¿De qué va el contenido en Twitter?


Pues lo importante es que hables de tu libro, es decir, de tu tema principal, para que la gente te identifique por un tema. Así es más sencillo todo.


Para sacar ideas de contenido para publicar, como también te decimos para Instagram, mira a ver qué preguntas te suele hacer la gente en el día a día, resuelve problemas, copia temas a los referentes del sector, habla de libros o vídeos de referencia, etc.


Si vas a nuestra cuenta de Instagram verás que muchas cosas de las que allí hablamos te servirán aquí también con la ventaja de que no te tienes que currar las fotos.


Cuando escribas, resuelve problemas o dudas y no trates a la gente como idiotas, hazles pensar, que la mayoría sabe hacerlo, de veras, aunque no lo creas. Y empatiza con sus problemas.


Es importante que escribas una vez al día como mínimo. Ahí ya va a depender de tu sector y de tus ganas. Cosas del algoritmo. A primera hora de la mañana o de la tarde son buenas horas para escribir, aunque aquí no es como en otras redes: la mejor hora es cuando te venga bien a ti.


Oirás hablar de Tweets y de Hilos en Twitter. Los Tweets son de lectura rápida porque son un simple mensaje, corto a ser posible (son como las stories de Instagram en cuanto a que solo valen para comunicar cosillas a quien ya te sigue).


Los Hilos son concatenaciones de Tweets que sirven para explayarse con un tema (y son los que más seguidores atraen, vamos que equivalen a los posts de Instagram). Aquí lo que hace mucha gente es lanzar un buen gancho, soltar el tema y al final hacer una llamada a la acción.


Si estás arrancando y no tienes seguidores, el espíritu Fenicier es el que manda. Vamos, que hay que levantar seguidores a otras cuentas. Ya te han hecho el trabajo de captación, aprovéchalo.


Ahí el espolón de la nave fenicier tiene que entrar a fondo. Cita hilos en tu cuenta, mete opiniones a sus publicaciones aportando valor, haz preguntas, cuenta tu experiencia al respecto de ese hilo o tweet, etc. Vamos, que te hagas presente para que a la gente le entre curiosidad por ti. Solo funciona si aportas valor.


Vamos, que te hagas un listado de gente que hable de lo mismo que tú y a darles caña todos los días. Lo suyo es que hicieras alguna acción de las del párrafo anterior unas 10 veces al día con las distintas cuentas de tu lista (que son 10 minutos de nada).


Es más importante para crecer, interactuar con otras cuentas que crear contenido propio, que también tienes que hacer ese mínimo diario. Es que al principio no te sigue nadie o casi nadie, así que mejor interactuar por ahí para generar curiosidad hacia ti.


Vamos, si te metes en Twitter, es para ser como el burro, que no liga por guapo, sino por insistente.


Y si tienes más de 1000 seguidores, pues ya entramos en otra liga en Twitter y ya sabes dónde estamos si quieres más ideas, herramientas, inspiración sobre cómo proseguir en tu camino Fenicier. ¡Compra nuestro valioso tiempo!


twitter para marca personal


Commenti


bottom of page