MARKETING Y MEIGAS EN EL 2021

Como las meigas, haberlas haylas... vamos a predecir un poco lo que se nos viene este año.

2021 será el año de asentar todos los cambios rápidos que empresas y negocios han tenido que implementar a la carrera en 2020. Es el año de sentarse y planificar lo que está por venir a medio y largo plazo.


A nivel de lo que se espera este año, se rumorea que las propias webs puedan empezar a crear sus propias stories y que Google pueda posicionarlas. La story sigue en auge. Las creó Instagram y hoy día ya están en Twitter, LinkedIn, Facebook, etc. Veremos a ver cómo evoluciona este tema y estaremos atentos a ello, porque la dictadura de Google es así. Por eso recomendamos siempre tener web propia y repartir la publicidad en varios canales, no depender sólo de Google.


El valor de cualquier marca comienza a ser más rentable que invertirlo todo en publicidad, que comienza a ser, cada vez, menos rentable. La marca perdura en el tiempo y hace que la gente te busque a ti. Las acciones de branding van a ser cada vez más rentables de aquí en adelante. Eso hace que no seas tan dependiente de los caprichos de Google. Invertir en Branding es una de las claves de este año: imagen de marca, mostrar los principios y valores de la empresa, etc. Ejemplos de principios: medio ambiente, estar en contra del Black Friday… y muchas otras que se adaptan a tu empresa y en las que tienes que creer. Si no crees en ello, se notará. ¿Cuáles son los valores de tu negocio? Y defender esos valores aún a riesgo de perder clientes por ello. Así crearás comunidad a tu alrededor.

Los podcast premium, ya consolidados en 2020, van a ser una corriente imparable. Todas las marcas están metidas en el mundo del podcast. Los podcast de pago van a empezar a surgir este año. Si lo tuyo no son los vídeos, quizá el mundo del audio sí lo sea (hablamos del podcast en el número 11 de nuestra revista). Es todo un mundo que está a la orden del día.


Lo digital será el canal principal de ventas de cualquier negocio y las empresas están orientando todas sus estrategias a la venta online. Los cambios de comportamiento del consumidor se quedan y muchas empresas están abandonando oficinas y gastos fijos para digitalizar todo lo posible. Muchos negocios fracasarán, como en la venta física, pero otras saldrán adelante (recuerda que el 80% fracasa en el primer año). Las que se salven de la quema será las que vayan acompañadas, como vemos todos los días con nuestros clientes, de un equipo especializado en ello.


Ojo, también hay que tener cuidado con los gurús, que se están poniendo las botas con pequeños negocios que quieren digitalizarse y pierden dinero porque estos gurús lo único que hacen es decir lo que hay que hacer… a gente que no pertenece a este sector y no sabrá afrontar las dificultades del mismo. Busca un equipo, no una persona.

Aportar curación de contenidos, es decir, publicar contenidos que resuelvan las dudas de la gente o su demanda de información sobre un tema, será tendencia. Vivimos una saturación de info total y es difícil sacar conclusiones claras sobre cualquier cosa. Aportar información cierta y contrastada marcará la diferencia.


Huele que este año va a desaparecer el aviso de cookies de las webs. Las cookies van a desaparecer y los programas de trackeo de las cookies también. Además, los navegadores están capando las cookies, con lo que dejarán de ser útiles e interesantes para las empresas. Firefox, Google, Apple… ya están tomando decisiones en este sentido. Esto nos devuelve a lo que hablamos antes: crear imagen de marca y ser relevante para tus clientes. Todo lo demás irá cayendo, salvo esto. La marca lo va a ser todo de aquí en adelante.

Google sigue haciendo cambios en el SEO y tener las webs actualizadas al respecto será fundamental, porque el comportamiento de los usuarios será fundamental para posicionar, es decir, que puedas interaccionar sin problema.

Arranca una tendencia que es disminuir la publicidad en vídeo a 6 segundos en lugar del de 30 segundos, que funciona mucho mejor. La gente quiere acceder a info de manera muy rápida. Sin embargo, Tik Tok alarga el tiempo de sus vídeos a 60 segundos. La capacidad de atención cada vez es más reducida. Tienes 4 segundos para captar la atención de la gente. Otra cosa son los vídeos donde se profundiza en un tema, que tienen que ser más largos para la audiencia más fiel.


Los vídeos en vivo, el live, está rompiendo en el extranjero y no tardará en llegar aquí. En Estados Unidos ya se hacen ventas en directo, por ejemplo, como contra a que todo está grabado hoy día.