top of page

El e-commerce que viene

El último estudio de e-commerce 2021 muestra la consolidación de la venta online en España y muestra el inicio de una nueva era que acaba de empezar. Los que están entrando ahora en este canal de ventas son los que dentro de 5 años estarán en mitad de la curva de crecimiento del sector, así que es un gran momento para lanzarse.


Ha subido un 66% este año con respecto al año anterior, para que te hagas una idea, con mucha gente joven abriendo negocios online.


El número de compradores abarca ya el 76% de la población, sobre todo crece en los menores de 35 años. Los próximos años las subidas van a ser mucho más brutales, cuando la población ya esté educada en ello y entren en juego las generaciones que hoy día aún no tienen independencia económica, sobre todo de aquí a 5 años.


Se ha generado una cultura alrededor del e-commerce que permite que hasta las carnicerías te recojan el pedido vía online, cuando hace dos años era raro que eso sucediera.


Muchas empresas y negocios están arrancando y perfeccionando su presencia online a toda máquina para no perder este tren. Incluso otras que lo tenían abandonado están volviendo.


Y, ojo, lo físico y lo online seguirán coexistiendo, pero la venta física estará más limitada en crecimiento.


La frecuencia de compra pasa de 3,5 a 3,8 compras por mes respecto al año pasado y la compra media sube de 68€ a 89€, lo cual es una locura. La tendencia es al alza, sobre todo en tecnología, por parte de los jóvenes, lo cual sube la compra media (y eso que los viajes no han entrado en juego este año ni el pasado). Y después, esta gente joven compra para ellos y para su familia cuando sus padres no controlan mucho de este tema Los jóvenes están atrayendo a la compra online a sus padres e incluso abuelos.


Para que veáis, hasta 25 años el ticket medio ha sido de 164€ y los de 25 a 34 años, 107€, con lo cual son los nuevos recaderos online de sus familias.


La alimentación sigue subiendo como sector online y la formación online también, así como la farmacia. El sector de la moda ha bajado, ahora que la gente puede volver a las tiendas, lo mismo que ha pasado con los sectores que tienen negocios físicos. Pero… el hábito está ahí, cosa que no había antes.


El ordenador sigue siendo el lugar desde donde más se compra, con un 79%, mientras el móvil se queda en un 59% (utilizado más por los jóvenes). Es mucho más cómoda la compra en el ordenador y el móvil se sigue usando para curiosear, de ahí la importancia de tener una buena web y una versión móvil visual.


Los adultos compran más desde ordenador, de forma más ocasional y con menos ticket promedio. La gente joven compra cada vez más por móvil y no olvidemos que son los que van a tirar del mercado. La compra por móvil no va a dejar de crecer, eso lo tenemos seguro, aunque aún quedan unos añitos para que la cosa se iguale.


La compra a través de una app en el móvil sigue sin subir, porque la gente es reacia a instalar más apps en sus móviles, salvo que sea un cliente súper fidelizado. Piensa en las apps que instalas en tu móvil para comprar…


El tiempo de espera para recibir un producto pasa de 3,4 días a 3 como máximo, con lo que la gente sigue queriendo tener las cosas pronto, pero no hace falta ser como Amazon que ya sirve los productos en el mismo día. La gente está dispuesta a pagar un poco más con tal de que le llegue antes, así que conviene darle esa oportunidad.


Los plazos de entrega son la única manera de competir con los negocios físicos, donde la gente se lleva en la mano los productos. Aunque la media sea 3 días, si puede ser en 24 horas, mucho mejor, o más rápido aún, aunque la gente tenga que pagar algo extra.


La gente está dejando de buscar directamente en los marketplaces como Amazon (baja al 67%) y suben las búsquedas en Google (sube hasta el 56%), con lo que el SEO se revaloriza como herramienta de venta, además de la remodelación de Google Shopping, que ahora es gratis y conviene estar, aunque la gente no compra ahí.


Y, para terminar, el estudio destaca la permanencia de la compra física, con lo que, a nivel local, no hay que dejar de lado el marketing tradicional.


el e-commerce del 2022

Comments


bottom of page