ECOMMERCE 2021

Siempre diremos que Amazon nos engaña, igual que Google, y nos batimos el cobre para sacar adelante a los negocios online españoles de todo tipo. De hecho, no compramos nada en Amazon.


2020 ha sido el año de la cultura de las ventas online, donde ha habido una aceleración generacional impresionante. La interiorización de la compra online ha sido masiva. Gente que no se imaginaba comprando online, lo hizo.

Llegó el apocalipsis de los negocios tradicionales, locales vacíos, cierre de puntos de venta, etc. y nuevas marcas aprovechando esos espacios para crear negocios nuevos y adaptados al futuro. Gran parte del pastel se va a lo digital. En 2021 llegará la tienda en directo online, vamos, la teletienda de toda la vida, pero a través de canales online. Es juntar una emisión en directo con la posibilidad de comprar online aprovechando un descuento que solo se da durante ese directo. Es donde van a empezar a moverse las marcas y las tiendas online.


Para subirte a este carro, tienes que saber que tienes que hacer directos en Instagram, por ejemplo. Vídeo, vídeo, vídeo… vuestra maldición, jajaja. Esto no es nada fácil, ojo, pero es por donde van a ir los tiros futuros. Es difícil juntar a la gente y también lo es enseñar a la gente a comprar de otra forma. Las generaciones que vienen están acostumbradas a los directos y son los que comprarán en el futuro a través de este tipo de ventas. Imaginaros lo que hará Amazón, dueño de Twitch, dentro de un tiempo con esta modalidad.

PSD2 ya es una realidad, vamos, que hay doble autenticación en pago con tarjeta en las compras online, que ha provocado que haya más carros abandonados que antes, por los fallos que da también REDSYS (las pasarelas de pago de los bancos) y por eso recomendamos siempre Stripe.com, alabado por todos los operadores de venta online. Los bancos en España se quedaron dormidos y es una vergüenza cómo funcionan sus pasarelas de pago con este tema.

Apple, Amazon, etc. están sacando ya sus propias tarjetas y veremos pronto que muerden el negocio de los bancos, precisamente por ir siempre por detrás a nivel comodidad del usuario.

Cada vez más marcas organizan a sus compradores en grupos de WhatsApp y organizan ventas privadas para ellos. Es parecido a la venta física de antes, más cercana, pero sin estar. Las marcas necesitan tener una comunidad a su alrededor.

Estamos llegando a una época donde el precio ya no es un factor determinante para comprar, sino comprar por cómo es, por su comunidad y por lo que supone para ti un producto. La gente compra por valores, principios, ética y a veces por precio. En el norte de Europa esto ya es así. Esto conecta con el tema de WhatsApp que os hemos comentado antes.

Tentáculos y más tentáculos para llegar a la gente para atraerles a la web o tienda online. Las ratios de apertura de un WhatsApp son los más altos que hay, pero que hay que tratar con cuidado. Igualmente, esto es extrapolable a Telegram y otras plataformas de gestión de comunidades que hay. Tienes que empezar a hacer el camino hacia estas tendencias, así como empezar a comunicar lo que haces para que tu negocio colabore con el medio ambiente. La salvación depende de que las marcas transmitan su valor de marca para que los usuarios sientan que merece comprar en esas tiendas, aunque sea más caro. Y el tema del medio ambiente llegó para quedarse. No te lo tomes a broma, porque está marcando la diferencia entre empresas a la hora de conectar con la audiencia.


Hay empresas que están dando una segunda vida a los productos que vendieron, para que la gente venda lo que ya no usa y promovido por los propios fabricantes, como Levi´s. Hay marcas que se están yendo de Amazon para entrar en otras plataformas y poder realizar todas estas cosas que os contamos. Amazon es una anomalía y un monstruo que crece y crece. Pero Amazon no puede hacer nada para humanizar tu marca y esto le está pasando a mucha gente que se sale de Amazon porque le copia los productos.

Los compradores también están comenzando a reaccionar y a comprar menos en Amazon, aunque aún es un movimiento insignificante. Muchos quieren conocer dónde va realmente su dinero y a qué empresa se lo confían.

Muchos clientes nos preguntan por Shopify, pero hay que huir de ello porque es una plataforma malísima para posicionar a nivel de SEO. Está a años luz de cualquier web y mucha gente está cayendo en ese error. Comienza una era de independencia que ya veréis cómo año tras año se va a primar más las tiendas online más pequeñas por parte de los compradores y de la legislación. En 5 años, quien solo esté en Amazon vendiendo, morirá como negocio.

Los asistentes de voz resultaron un fiasco como canal de ventas hasta ahora y no vamos a ver ninguna novedad este año al respecto.

Las tiendas tradicionales online van a morir y nuestro concepto de web + tienda seguirá al alza. Además, se están empezando a generar landing page (páginas web de 1 sola página para un producto o servicio) para captar clientes solo para ese producto o servicio. Más tentáculos, vamos. Recuerda, tu web es tuya… todo lo demás pertenece a otros.

Y, volvemos a insistir, el Podcast que genere la empatía de los clientes, seguirán en crecimiento. Es una forma más de crear contenido de valor. Y, ojo, un podcast puede enviarse por WhatsApp o Telegram y grabarse con un móvil. La voz por sí sola centra más la atención que un vídeo.