top of page

Cuál es la utilidad de un blog

Probablemente tengas tanto lío en tu negocio que no tengas tiempo para muchas otras cosas que también te harían bastante falta. Entre ellas, pudiera estar un blog. (También puedes escuchar el 🎤 podcast).


Seguro que trabajas a media jornada, como decía el otro, 12 horas al día, sí, pues eso, media jornada, ¿no? y un blog se te quede grande para el tiempo que te queda para vivir. Pero quizá merezca la pena el esfuerzo o te lo replantees después de escuchar este episodio.


Sabes de sobra que quien no está en Internet, no existe, tanto en la web como en redes sociales. Es algo que te preocupa, lo sabemos.


También sabemos que te preocupan las campañas de marketing, la publicidad, los estudios de mercado, la gestión profesional de tu presencia online, etc. Y todo cuesta dinero, ¿verdad?


Pero un blog es gratis y te ayuda a atraer nuevos clientes y a fidelizar a los que ya tienes por ahí revoloteando. Es la primera cosa que tienes que tener en cuenta.


¿Por qué invertir tiempo en un Blog?


Aún queda mucha gente que se cree que un blog es como el cuaderno de bitácora de un capitán, donde va apuntando el día a día en plan íntimo, o como un álbum de fotos o donde colocar publicaciones que no sabes dónde meter en la web. Hay gente que nos dice que para todo eso ya tiene Instagram y Twitter, y no les falta razón.


Pero para nosotros, que sacamos de donde no hay, un blog es una oportunidad más de crecer y de meter la cabeza en un sector determinado. Ya sabes que nos gusta más abrir puertas que cerrarlas.


Internet te da la oportunidad de poder compartir lo que sabes sobre tu negocio para mejorar tu imagen como profesional, además de atraer clientes nuevos y poner los huevos de oro sobre la mesa.


Vuelvo a repetir: es gratis y ninguna red social va a decirte lo que puedes poner o no poner en tu blog. Lo controlas tú y no te van a echar nunca, como pasa en redes sociales muchas veces.


¿Sobre qué puedo escribir?


¿Te consideras una persona sincera? Porque la gente busca opiniones sinceras sobre distintos temas, puntos de vista diferentes, ideas sobre algo que les preocupa, etc. para poder tomar decisiones al respecto. Y esto es algo que, como profesional, tienes que tener en cuenta para tu web, porque si tú no lo tienes, buscarán esa información en otro sitio.


Trucos, consejos profesionales, opiniones fundamentadas, casos de éxito, soluciones a problemas, dudas resueltas, etc. son contenidos apreciados por la gente en un blog. Cuanto más escribas para ayudar, mejor. Recuerda que la gente está cansada del “cuñadismo” y de los “todólogos”.


Solventar problemas o dudas es lo que más se agradece siempre y lo que mejor demuestra tus dotes profesionales. Es la piedra filosofal. Así que ya te puedes ir olvidando de llenar tu blog de productos o servicios en plan publicidad porque no te leerán ni tus colegas, eso tenlo claro. Nadie mejor que tú para saber qué suele preguntarte la gente o de qué les gusta que les hables.


En un blog sí tienen cabida las historias de cómo te fue en un congreso o evento, cómo fue tu participación, las características de hacen especial a un producto o servicio, la opinión de un cliente que quedó encantado contigo, una entrevista, una comparativa entre varios productos o servicios y tus ventajas, etc.


La idea es, como buenos Feniciers, vender sin vender. Que sea la gente la que diga: -compro aquí o contrato aquí porque saben del tema-.


Por ejemplo, nosotros llevamos múltiples blogs de temáticas muy distintas y en ninguno de ellos nos ponemos a hacer publicidad de nada. Nuestro trabajo es escribir para ayudar a la gente que lo lea.


¿Cómo escribir en el blog?


Teniendo en cuenta que el blog no es un diario íntimo, ni un catálogo de fotos o de productos, sino el lugar donde vendes tu sabiduría, la gente esperará contenido de calidad, de valor, de ayuda.


Contenido que dará respuesta a sus inquietudes y que tendrá que tener una frecuencia apropiada para que no te coma la vida.


Aquí vas a tener que ponerte un objetivo realista una vez más. Nosotros trabajamos un poco al revés. Pensamos cuántos artículos queremos tener a final de año en el blog y los repartimos entre meses y semanas.


Ten en cuenta, que en un blog, mejor poco y bueno, que mucho y de poca calidad. Y cuando hablo de calidad, me refiero a contenido útil para la gente.


Como conocemos de sobra lo que se te está pasando ahora mismo por la cabeza, te vamos a dar unas pistas muy Feniciers para que esto no sea un tormento.


Seguro que hace muuuucho que no escribes o que eres de ciencias, como yo digo, y se te de fatal. Bueno, lo primero que tienes que hacer es leer los blogs de la competencia, que es la táctica Fenicier número 1. Ahí te van a dar ideas de cómo escribir y qué términos usar. Luego ya les darás tu estilo propio.


La segunda táctica es que cojas boli y folio, sí, a la antigua usanza, y empieces a elaborar una lista de temas sobre los que escribir. Esos temas, si pueden ir acompañados de búsquedas reales de la gente, mucho mejor, claro. Para eso necesitarás un estudio SEO (del que hablamos aquí https://www.placeweb.net/post/estrategia-seo-el-blog).


Y si no, siempre está el anotar los temas que mejor les ha funcionado a la competencia y reconvertirlos a tu estilo. A ver, nadie sabe más de tu negocio que tú, eso está claro, así que olvídate de querer hacer algo perfecto y comienza a escribir sobre lo que sabes.


¿En qué te beneficia el blog?


Ya has visto, no mentimos, que mantener un blog con contenido de valor, actualizado y al día, no es cuestión de unos pocos minutos. Tienes que planteártelo como una inversión de marca a largo plazo, para aumentar tu reputación profesional. De hecho, hay gente que ya vive de suscripciones a sus blogs de lo buenos que son ofreciendo información.


El blog va a demostrar tus capacidades para resolver las necesidades de los clientes y de afrontar los retos que te pongan por delante. Y, además, te posicionas como negocio activo (cuántas webs hay por ahí con los blogs abandonados, que parece que no hay actividad en la empresa o que ha cerrado).


Y, por cierto, a Google le encantan las webs que se van actualizando y nada mejor que un blog para que detecte movimiento. Así que, además de los temas sobre los que escribas, que pueden llegar a posicionarte muy bien, tu web lo agradecerá a nivel SEO.


Todo ventajas oiga. Y si aún así ves que es complicarte demasiado la vida, solo tienes que llamarnos y pedirnos presupuesto para que lo hagamos por ti. Y ahora, ¿cómo de en serio te tomas tu negocio?



Entradas Recientes

Ver todo

Vendehúmos Online

Os traemos las últimas noticias de nuestra lucha contra vendehúmos y caraduras en el sector. Una empresa más que puede crecer online después de dos años de aguantar no poder hacer nada en su propia ti

bottom of page