top of page

Tu D-SEO

Hoy vamos a hablar del D-SEO que tienes de salir en la primera página de Google, y para eso os vamos a presentar a dos hermanos muy robóticos:


El SEO on-page, que es el hermano fuerte y se encarga de esas optimizaciones que hacemos dentro de la web para tunearla según lo los gustos de Google (que ordena y manda) y hacer que la web ayude al usuario. Su trabajo es poner los cimientos de todo el trabajo de posicionamiento.


Lo que se busca con ello es subir posiciones en Google y ganar visibilidad. Para eso tenemos que darle un contexto a Google, es decir, reforzar la parte más importante de la web (hoy día, a Google le gusta que cada sección de la web esté especializada en una cosa, en un solo tema).


Para arrancar con el SEO en una web que ya existe, tenemos que hacer una auditoría inicial para ver qué hay debajo del capó: arquitectura, enlazado interno, intencionalidad de las búsquedas de cada página, canibalizaciones, etc.


A veces, es mejor meterle fuego a la web y empezar desde cero. Hay algunas webs y plantillas montadas a saco y sin tener en cuenta todo este tema, con lo que siempre saldrá más barato hacer una web nueva, que arreglar el desastre.


Si tienes una web nueva o que se está haciendo, es el momento de implementar seo on-page. No retrases esto en el tiempo, porque te saldrá cara la broma.


Cuanto más grande sea una web o una tienda, más caro va a ser implementar el SEO o rehacerlo. Insisto en ello para que luego no te lleves sustos.


Y, como decimos siempre, huye de aquellos que te digan que en 3 meses estás el primero en Google, porque esto es una carrera de fondo y una inversión a largo plazo. Todo lo demás es humo.


¿Qué fases lleva un proyecto de SEO on-page?


1- Búsqueda de palabras clave para ver qué buscan los usuarios y nuevas oportunidades de negocio (te puedes encontrar con nuevas búsquedas en el mercado que no sabías ni que existían).


Cada URL va a tener una intención de búsqueda (para que no haya canibalizaciones) y solo una, ojo. Repito, una url (una página de tu web), una intención de búsqueda.


En nuestro caso, siempre enviamos a nuestros clientes un listado con las palabras clave que consideramos que podemos trabajar para cubrir esas intenciones de búsqueda de la gente.


En este sentido, es curioso que tenemos clientes que nos dicen que no se nos ocurra posicionar nada que incluya la palabra “barato”, por ejemplo. Y eso lo dicen porque siempre les damos el listado de lo que está buscando la gente en la realidad y quieren huir de identificar su negocio con lo barato… pero podría ser una oportunidad de ganar dinero.


Una vez tenemos reunidas las palabras clave, tenemos saber si esas búsquedas que hace la gente son para buscar información, son búsquedas comerciales (para buscar negocios) o transaccionales (para buscar productos o servicios). Por ejemplo, las búsquedas informacionales sería mejor trabajarlas en el blog y el resto en la web y tienda.


2- Cuando sepamos qué páginas de tu web son las más importantes, las que más fuerza han de tener, habrá que ir trabajando el enlazado interno de las mismas, es decir, que otras páginas o artículos del blog tengan enlaces en sus textos hacia las más importantes. Y si ya metemos palabras clave en ese texto donde tendrá que pinchar la gente (que se llama anchor text), mucho mejor.


3- Vamos con unos anglicismos: los titles (el título que aparece en Google en las búsquedas), descriptions (las descripciones que aparecen en Google bajos los títulos), etc. tendrán que definirse en base a las palabras clave más relevantes y combinarlas con otras secundarias si tienen cabida.


4- Las páginas de tu web necesitan cubrir las necesidades de búsqueda de la gente. Eso implica que dentro de cada una tendrá que haber contenido que las soluciones. Basta con comprobar qué muestra Google de la competencia ante una determinada búsqueda.


Puede que aparezcan muchos vídeos como resultado y entonces no te quedará más remedio que meter también un vídeo al respecto, si quieres competir con el resto. Otras veces tocará meter más o menos texto, imágenes, etc.

El caso es que la gente que entre en tu web resuelva todas sus dudas dentro y no vuelva a Google a buscar más o tarde mucho en volver.


5- Los textos son un mundo aparte. Los encabezados, los subtítulos, etc. son también importantes dentro de cada página. Es lo que nosotros llamamos H´s: h1, h2, h3… Sirven para indicarle a Google cuál es el título principal (H1) y cuáles son subtítulos.


En esos títulos hay que aprovechar para meter nuestras palabras clave y sinónimos de las mismas, para que no quede demasiado artificial la cosa.


Seguramente, cuando escribes un documento en Word, ya lo hagas: pones tu título principal, tus títulos para cada párrafo, subtítulos, etc. Lo haces para que el texto esté ordenado y la gente lo comprenda. En la web también lo hacemos para que el robot entienda lo que hay dentro de cada página.


6- Cada sector tiene sus propias exigencias, no hay una medida que valga para todas las webs. La prueba y error es el método con el que trabajamos.

Sí que te recomendaríamos no entrar de cara al mercado principal con una web nueva. No vas a pintar nada y quizá por algún resquicio que deje la competencia puedas rascar algo mucho antes.


Y luego tenemos al hermano más extrovertido, más comercial: el SEO off-page. Se encarga de dar a conocer la web, pero desde fuera de la misma, para echar un cable a tu marca como tal. Que sepas que Google sabe si una marca se busca como tal y si hay enlaces desde otras webs hacia la tuya.


A mucha gente se le olvida esta parte de su negocio: la marca. Que haya muchas búsquedas de tu marca en Google, ayuda al SEO on-page. Y para eso valen las redes sociales también, para que la gente te conozca y te busque como marca directamente, siempre positivamente, claro, no en plan crítica.


Cada vez tiene más peso la marca para Google. Todo lo que hagas para tu marca, será dinero bien gastado: newsletters, anuncios, podcasts, eventos, etc.


Sí es cierto que el linkbuilding funciona muy bien también, es decir, comprar enlaces en otras webs (porque hoy día nadie regala uno). Es algo que hoy día hace todo el mundo y llegará un punto en que te tocará hacerlo, eso ni lo dudes.


Así que, si te tomas en serio tu negocio, no te olvides de todo esto que te hemos contado sobre SEO, una galaxia muy lejana y que no tiene por qué ser cara. Es una cuestión de paciencia, de constancia y de hacer las cosas de manera inteligente.



Comments


bottom of page